Yoga físico
La importancia del cuerpo
Desde el punto de vista del yoga, el cuerpo es el vehículo de la mente y de la conciencia individual. Es a través del cuerpo que nos relacionamos con el mundo, ya sea recibiendo estímulos del exterior o expresando los deseos y tendencias de nuestra mente. Por eso es importante que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, ya que de lo contrario se obstaculiza el desarrollo de la mente y de la personalidad en general.

Para mantener el cuerpo sano, equilibrado y apto para la meditacíon, se desarrolló en el yoga un sistema de ejercicios físicos o posturas llamadas asanas.

Por lo general, las llamadas "clases de yoga" suelen ser en realidad clases o sesiones de asanas.



Las asanas

Asana significa postura cómoda que puede ser mantenida de manera firme. Son ejercicios con movimientos lentos, graduales y sincronizados con la respiración. Se realizan con gran concentración y conciencia corporal. Tienen efectos positivos sobre las grándulas, el sistema nervioso, los órganos internos, la respiración, la circulación de los líquidos corporales y el aparato locomotor.

Sesiones de asanas

Las sesiones de asanas incluyen ejercicios de entrada en calor, respiración consciente y relajación profunda. El estado de unificación entre el cuerpo, la mente y la respiración que se logra practicando asanas, también se considera un estado de yoga.

En los centros de Ananda Marga se dictan clases regulares de yoga físico, aranceladas y gratuitas. Las clases se adaptan a todas las personas. Para participar no es necesario tener experiencia previa ni ninguna aptitud física especial. El yoga es una disciplina personal e interna, no es para competir o exhibirse. Por lo tanto, cada uno realiza la práctica según sus propias necesidades y sus caraterísticas físicas particulares.


«Hay una estrecha relación entre el cuerpo físico y la mente. La expresión de la mente se realiza a través de los vrttis —tendencias mentales—, y el predominio de cada vrtti depende de las diferentes glándulas. Hay muchas glándulas en el cuerpo y cada una produce una hormona en particular [o varias]. Si hay algún defecto en la secreción hormonal o en una glándula, se activan determinados vrttis.

«Por eso vemos que, a pesar de tener un sincero deseo de seguir una conducta moral, muchas personas no pueden hacerlo. Entienden que deberían meditar, pero no pueden concentrar la mente porque ésta se ha vuelto extrovertida, debido a la excitación externa de una u otra tendencia. Si una persona desea controlar sus tendencias mentales, debe curar los defectos de las glándulas. Las asanas ayudan muchísimo al practicante en esta tarea. Por lo tanto las asanas constituyen una parte muy importante de la meditación».

Shrii Shrii Anandamurti